Diferencias entre custodia y patria potestad

guarda y patria potestadSi tienes hijos y estas pensando en divorciarte o ya lo has hecho, lo más probable es que te preguntes: ¿Qué es la guarda y custodia? ¿Qué es la patria potestad? ¿En qué se diferencian? Nuestros abogados expertos en derecho de familia quieren aclararte estos dos conceptos jurídicos que pueden resultar confusos o poco delimitados.

Podemos definir la patria potestad como el conjunto de responsabilidades que tienen los progenitores respecto de sus hijos menores de edad no emancipados. Dicho esto, te estarás preguntando, bien, pero ¿qué responsabilidades o funciones implica la patria potestad?

Los padres que ostenten la patria potestad de sus hijos deberán velar por ellos, tenerlos en su compañía, procurarles alimentos y cubrir el resto de sus necesidades vitales, educarlos, procurarles una formación integral, representarlos y administrar sus bienes.

Como vemos, la patria potestad implica de manera amplia todas las obligaciones inherentes a la relación entre padres e hijos. La potestad parental es ejercida conjuntamente por ambos progenitores desde el momento del nacimiento del menor, y generalmente cuando se produce un divorcio o separación se sigue manteniendo el ejercicio conjunto de la misma, lo que implica que los padres deberán tomar de forma conjunta y consensuada las decisiones más importantes relativas a la vida de su hijo como son las cuestiones de salud, de educación, etc. Además, ambos deberán contribuir económicamente al sustento de los menores.

Solo en casos muy excepcionales, como pueden ser malos tratos o un claro abandono, se puede privar a uno de los progenitores de la patria potestad de sus hijos, lo que no implicará en ningún caso la extinción de su obligación de procurarles alimentos y cubrir el resto de sus necesidades vitales mediante su aportación económica.

En cuanto a la guarda y custodia podríamos definirla como la atribución de la convivencia con los hijos menores, es decir, el progenitor que tiene la custodia es con el que conviven de manera habitual los menores. No obstante, el padre o madre que se encuentre ejerciendo la custodia de sus hijos no podrá tomar de manera unilateral decisiones importantes que afecten a la vida de los menores, debiendo limitarse a decidir y realizar las actividades cuotidianas sin más transcendencia.

Así pues, el padre o madre que tenga atribuida la guarda y custodia de su hijo convivirá con el de forma habitual, lo llevará a la escuela, lo alimentara y cubrirá sus necesidades vitales con sus propios medios y con la pensión de alimentos que recibirá del progenitor no custodio, etc. No obstante, en ningún caso podrá de forma unilateral tomar decisiones importantes que afecten a la vida del menor como son el tipo de educación que recibirá, las actividades extraescolares, cuestiones relativas a la salud, etc.

Si quieres que uno de nuestros abogados expertos en derecho de familia te asesore de manera personalizada, no lo dudes, rellena nuestro formulario con tus datos de contacto y un breve resumen de tu caso. Nuestros abogados que te asesoraran de manera totalmente gratuita y sin ningún compromiso.